7.8.16

Trajano ha muerto...


Debo de reconocer que cada vez que termino un libro que me gusta, siento sentimientos encontrados:
Por una parte la satisfacción de terminar y de quedarme o "llevarme puesto" (que dicen algunos) la obra de un buen escritor/a con todas las experiencias y vivencias que me haya regalado y permitido compartir,  por otro lado una sensación de vacío, soledad u orfandad, provocado por tener que comenzar un nuevo camino con el siguiente libro y un pequeño sentimiento de "éste no te va a gustar"
Cuando, como en esta ocasión, lo que he terminado es el cierre de una magnífica trilogía, las sensaciones se multiplican en ambos sentidos, suerte que tenía "la pila de pendientes/urgentes" con bastante almacenado.
Es verdaderamente apasionante cómo el Maestro Posteguillo nos narra las aventuras y desventuras del primer emperador de "provincias", cómo consigue que volvamos a sufrir o disfrutar de unos hechos conocidos y, sobre todo, cómo transmite el devenir paralelo del mundo conocido.
Por destacar algunas reflexiones a las que me ha llevado la lectura del libro: es la sensación de superioridad y el egocentrismo que son nexos comunes a todos los imperios del mundo conocido; Europa (Roma) intentando prolongar su nivel de gasto a costa de expoliar a nuevas provincias, los partos siempre luchando entre ellos, el imperio Han (China) un gigante desconocido para el resto del mundo. Todo y todos movidos siempre por la ambición del poderoso y entregando lo mejor de ellos en batallas absurdas para el mantenimiento de los privilegios de unos pocos...
De verdad qué poco hemos cambiado o aprendido...
Por centrarnos en el libro, es un excelente cierre para una magnífica trilogía que comienza con "Los asesinos del emperador", continúa con "Circo Máximo" y termina en éste "La legión perdida". En los tres tenemos episodios verdaderamente apasionantes regalados directamente de la historia completando el puzzle la estupenda imaginación y narrativa del escritor. Sin duda, altamente recomendable, pero si no lo han hecho, comiencen la trilogía en orden.

Un saludo a tod@s

Todo poder es una conspiración permanente.
Honoré de Balzac (1799-1850) Escritor francés.

27.7.16

Ardor guerrero...


Acabo de leer "Donde los escorpiones" lo último que el Maestro Lorenzo Silva ha tenido a bien regalarnos a la legión de seguidores que Chamorro y Vila tienen y entre los que me incluyo.

No sé muy bien por qué, pero el libro me ha gustado, será la calima que nos acompaña y que hace que sea, un poco, más fácil ponerse en situación del infierno tártaro dónde se desarrolla la acción.
Además el libro ha traído a mi cabeza una parte de mi vida que tenía guardada por lo lejano: mi histórica vida militar. Mi compadre siempre insiste en que tengo que escribir algún post sobre ello, la verdad es que lo podría titular como aquella tira que publicaba el Jueves que tanto nos gustaba a mi amigo "Bo" y a mí: "Historias de la puta mili". Lo que es cierto es que, como es normal, pues tengo mil batallitas del abuelo Cebolletas de aquella época, máxime lo que nos ocurría a los que la hicimos con la fecha de caducidad próxima a cumplir, tomando la suficiente distancia y mirándola con bastante ojo crítico y sentido del humor. Pero de todo ello sí saqué (lo siento, tengo tendencia a quedarme con lo positivo), sí saqué bastante conocimiento del personal militar (los profesionales, no los que estábamos allí a pasar el rato). Pues me quedé con la idea de que, en general, eran personas con un alto sentido del deber, de la responsabilidad y de la profesionalidad. Después de esa generalización, pues todas las excepciones que ustedes quieran y algunas rozando el esperpento más absoluto.

Creo que en este último capítulo de Chamorro y Vila (de hecho ya debería decir también de Salgado y Arnau...), además de contarnos una buena historia de crímenes, pues Lorenzo Silva ha conseguido transmitirnos, un poco, cómo es la vida de los militares que están desplazados en misiones en el extranjero y la de sus familias. A mí particularmente me ha resultado creíble e ilustrativo y el caso ameno y entretenido.

Pongo el cronómetro de cuenta atrás en marcha, esperando el próximo de la serie...

Un caluroso saludo a tod@s

Cuando crezcas, descubrirás que ya defendiste mentiras, te engañaste a ti mismo o sufriste por tonterías. Si eres un buen guerrero, no te culparás por ello, pero tampoco dejarás que tus errores se repitan.
Paulo Coelho (1947-?) Escritor brasileño.

12.6.16

Menudo Teatro: Hilvanes...


... y se cerró otro ciclo, el décimo para algunas, para mí sólo el segundo...

Hemos pasado un año duro, con la profe "out" un tiempo, con idas y venidas, todos con nuestras complicadas vidas, llenas de obligaciones, actividades y calendarios apretados.

El grupo, en su tremenda diversidad nos hemos conocido, aceptado, integrado y disfrutado; en el tiempo sin profe, por mucho que la echásemos de menos, sirvió además para que disfrutásemos de las enseñanzas de otro monstruo de la escena y de la dirección llamado Juanlu Corrientes. El que en el espectáculo final hiciésemos la entrada a escena que habíamos trabajado con él, me pareció un bonito homenaje.

Es curioso, me resulta verdaderamente mágico, participar del trabajo de Edi Carrascal, para mí como docente es tremendamente inspirador ver cómo saca todo el "zumo" que cada una (cada persona) somos capaces de dar, cómo aúna los intereses y anhelos que cada una planteamos, o intuye que tenemos; con una búsqueda constante de la perfección, con una asunción de responsabilidad  del trabajo de dirección ciertamente encomiable. Cómo positiviza incluso nuestras manías y excentricidades, cómo hace grupo y equipo en poquísimas sesiones,  cómo nos transmite un cariño y una paz infinitas y consigue que tengamos a su vez una confianza ciega y lealtad pretoriana con el resultado final, por muchas dificultades que haya en el camino.

El teatro es, sin género de dudas, terapéutico para el alma, tanto para el espectador como, más aún, para los que lo realizamos.

Ahora estamos con los dedos cruzados a espera de la evaluación final de nuestro proyecto Erasmus+ "Madan Mogra" el cual condicionará de una u otra forma nuestro devenir en el próximo curso.

Y como diría Marina: ¡Qué verano más largo, hijo, sin teatro!. Yo, ya las echo muchísimo de menos.

Un saludo a tod@s

El teatro no puede desaparecer porque es el único arte donde la humanidad se enfrenta a sí misma.
Arthur Miller (1915-2005) Dramaturgo estadounidense.




29.5.16

Voy a escribir de fútbol...



Voy a escribir de fútbol, por mucho que a mí el fútbol me importe un rábano, sí que me sirve para divertirme:
Nunca lo he jugado bien. Probablemente por ello he practicado muchos otros deportes.
Respecto a mi trayectoria como aficionado siempre digo que soy aficionado a dos equipos: al Betis y al que juega contra el Sevilla. ¿Por qué? En realidad por nada, ni hay que tomarse mi frase en serio, pero sí es cierto que me gusta picar, y la guasa y sana rivalidad que sólo se entiende por aquí. Ello no es óbice para que "debo confesarlo Padre" haya estado en el campo del eterno rival en cuartos de final de la UEFA ( o cómo demonios se llame ahora) y me haya mimetizado con el ambiente y acabase en el final abrazado a un tipo al que no había visto en mi vida. ¿Qué quieren? Soy así, si hay una opción a pasar un buen momento, pues la aprovecho...
Me gusta la guasa... de mi añorado Metrolico, recuerdo como uno de los mejores momentos los 15 minutos de la tarde cuando llegaba un transportista al que teníamos apodado "Finidi" y montábamos unas tertulias antológicas, llenas de piques y sentido del humor...
Con el alumnado me sirve para romper el hielo. Vaya por adelantado que estoy en contra de cualquier tipo de violencia, insulto o, ni mucho menos, el disparate y la "sobreimportancia" y trascendencia que ha tomado el dichoso fútbol en la vida del país.
Anoche fue el "partido del siglo" (creo que es el vigésimo de lo que llevamos de año) y yo, qué quieren que les diga, aunque mi M. es madridista por respeto al no-sevillismo de su padre y a no compartir su sentimiento fatalista de convertirse en verdiblanco pues yo ayer iba con el más débil, iba con el Atleti.
A ese equipo le tengo cariño, principalmente por compartir el devenir fatalista de la vida con mi Betis... "Qué manera de sufrir, qué manera de perder..." y sobre todo porque es el equipo de mi familia extremeña: ya lo decía mi sobrija de pequeña: "Tito, nosotros somos del Betis y del "bético" de Madrid"...

Pues eso, que ayer me acordé de los míos... aunque mientras el partido yo estuviese en el Más que tapas disfrutando de lo que nos puso Edu, que ya les he dicho que a mí el fútbol me importa un rábano...

¡Atleeeeeti!

Un saludo a tod@s

Tengo dos problemas para jugar al fútbol. Uno es la pierna izquierda. El otro es la pierna derecha.
Roberto Fontanarrosa (1944-2007) Escritor argentino.

9.4.16

Mis hermanitos...


Hoy sólo voy a hablar de los mayores...
Creo que no es ningún secreto que quiero mucho a mis hermanos. Estos dos eran mis únicos hermanos cuando yo era el pequeño de la familia (aunque, es obvio, que ellos son muchísimo mayores que yo) la verdad es que siempre nos hemos llevado bien. No creo mucho en eso que inventó la psicología de los síndromes o traumas o "cómo lo llamen" del "menor de los hermanos": Esa categoría la hemos tenido todos durante algún tiempo, por tanto, todos por lógica deberíamos padecerlo...
En fin, decía que con estos dos me he llevado muy bien, hemos compartido juegos, tortas, alegrías, comida, gritos, tristezas, dormitorio, melancolía, fiestas, miedos... Ellos dos eran los encargados de velar por mi correcta alimentación cuando yo no era ni un preescolar allí en Alemania y mis padres marchaban a trabajar.
Nuestro tiempo juntos en Alemania... ¡Cómo para no empatizar con los emigrantes!.
Tengo muy buenos recuerdos de mi infancia, y normalmente estos personajes andan por medio de ellos...
Mis hermanos son muy distintos, vehemente el uno, comedido el otro, igual de divertidos, pero muy distintos. Currantes hasta el infinito, y buenas personas, muy buenas personas. Uno es mucho mayor que el otro, pero curiosamente, publicando esto hoy logro felicitar casi a tiempo sus dos cumpleaños. Ellos junto a los pequeños son uno de los regalos que mi padre nos dejó, es como si decidiese quedarse entre nosotros pero dividido en pequeños trozos reencarnados en mis hermanos. Siempre veo algo suyo en todos y cada uno de ellos y eso es muy agradable.
Por eso hoy toca felicitarlos:
Felicidades hermanos, os quiero mucho.
De los pequeños, ya hablaré otro día, hoy les tocaba a éstos.

Un saludo a tod@s

No considero nada vergonzoso honrar a los hermanos.
Esquilo de Eleusis (525 AC-456 AC) Poeta trágico.

4.4.16

Los horarios escolares


Definitivamente hasta que no centremos el punto de vista en trabajar con objetivos comunes esto no tendrá arreglo...
Ahora la nueva propuesta de Susana Díaz ha sacado a la luz uno de, en mi opinión, aspectos clave sobre los que se debería actuar con valentía si queremos que los centros escolares mejoren.
Partiendo de la base de que toda mejora de los centros escolares debe estar alineada con la "Misión" de los mismos, es decir, con la razón que justifican su existencia, o sea con la optimización (maximización) de los resultados escolares y con la calidad del aprendizaje que adquieren los estudiantes.
Por ello, cuando en los planes de mejora propios de los centros, o provenientes de la administración, las medidas de reorganización de éstos que son planteadas no están claramente enfocadas a la consecución del objetivo principal anterior, todo el sistema queda desvirtuado.

Pensemos en el horario "laboral" del alumnado de primaria: Niños de 3 a 11 años realizan 25 horas de trabajo continuado, comen y tras ello están abocados a realizar deberes. Ello se agrava en secundaria donde el horario es 6x5=30 horas lectivas de clases intensas continuadas con una pausa de 30 minutos inclusa en los mismos. 32,5 horas.
Intensivos ambos, debiéndose completar ambos con, a veces, ingentes cantidades de trabajo adicional para casa...
El alumnado se acuesta muy tarde (porque así lo manda la TV), y está levantado desde, al menos las 7:30 con un horario intensivo de adultos, una pausa de media hora para un bocata y llega a casa a comer a partir de las 15:00. Y por la tarde, a por los deberes. Ello complementándolo con el, tan fundamental inglés, con que les empujemos para que hagan algún deporte, o teatro o yo qué sé más...
Demencial! De locos! obligar a niños y adolescentes a unas jornadas intensas e intensivas, a esas jornadas que la mayoría de los adultos (ni siquiera sus profesores) soportamos. De la afición adicional de mandar deberes o tareas en los periodos vacacionales, ya hablamos otro día si eso...

¿ Y qué haría yo? ¿Lo planteado por mi jefa Susana? Pues no, porque eso de nuevo es usar los centros para paliar problemas sociales, es pensar en los centros como aparcamientos de niños, sin pensar en reorganizar priorizando el cumplimiento o la mejora de los objetivos que nacen de la "Misión"

Lo primero es que miraría a la competencia (a esa Europa con la que tanto queremos converger) organizaría los centros para que entre clases (cada dos, por ejemplo) hubiese tiempo para actividades de "esparcimiento" (deporte, teatro, música...) y horas de estudio asistido por profesores o profesores en preparación (tipo MIR), e incluir en esta jornada que, obviamente, pasaría en 2 o 3 horas, espacios e instalaciones para un almuerzo rápido (tipo lunch).

Por supuesto no estoy hablando de aumentar más horas de atención por el mismo número de profesorado (eso ya lo aumentaron hace poco) sino de organizarnos de otra manera, de forma tal que el alumnado al dejar el centro escolar vaya a casa con todo hecho (deporte, almuerzo y actividad  extraescolar realizada). Ello, tal vez, posibilitase que fuésemos los profesores (los especialistas) los que apoyásemos las tareas de apoyo o de estudio en el centro durante ese horario escolar "ampliado".
Y que no se ponga el calor como excusa... probablemente habrá que plantearse acondicionar los centros... Lo importante conseguir el alumnado mejor preparado

Lo de las 6 clases intensas e intensivas...lo dicho, de locos. Decía un compañero Director de Murcia, que este horario demencial, las nuevas generaciones nos lo van a hacer pagar.

Creo que ya está claro por qué no me nombran consejero...

Un saludo a tod@s.

PD: Dedicado a mi amiga Reyes L.

Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.
Karl A. Menninger (1893-1990) Psiquiatra estadounidense.

21.3.16

Toma tu Cruz y sígueme...


Lo sé, no soy yo quién para dar consejos ni apelar a las conciencias, pero en estos días de llamar y mirar al Cielo, en estos días de fruncir el ceño cuando se otean nubes en el horizonte, en estos días de emociones...
Yo, no puedo evitar (ni quiero) estar permanentemente acordándome y pensando en sirios, en lágrimas de verdad, en penas, en dolor de madres y padres, en injusticia, en traspasos de fronteras, en amargura, en amor, en esperanza, en entierros, en humildad, en paciencia...
En un campo anegado, en ciudades destruidas, en barbarie, en paso lento de costado a costado, en las aguas...
Lo sé, sé que son días de emociones a flor de piel, de sentimientos, de la tierra de María Santísima y de ponernos un cirio en el costado. Lo sé, sé que desde aquí poco podemos hacer. Lo sé, sé que estamos en manos de los de siempre, pero... ¿Qué quieren que les diga?

Yo no puedo evitar estar acordándome de ellos: De personas pasándolo muy mal, de padres y madres sufriendo por sus hijos, de fronteras cerradas al que huye del horror, del mal cabalgando a sus anchas.

Y me acuerdo de lo poco que hace que éramos los españoles los que huíamos, a los que nos negaban asilo, a los que nos hacinaban, los que estábamos desesperados.
Esperanza, Amor, Misericordia...

Definitivamente creo que estos días para acercarse a Dios hay que tomar un sirio en el costado.

Un saludo a tod@s

Humana cosa es tener compasión de los afligidos; y esto, que en toda persona parece bien, debe máximamente exigirse a quienes hubieron menester consuelo y lo encontraron en los demás.
Giovanni Boccaccio (1313-1375) Escritor italiano.